Nuestro Grito

Las comunistas seguimos gritando que las violencias machistas condicionan la vida de las mujeres, que estamos doblemente explotadas, que nos siguen asesinando y las calles no arden. Vivimos en un sistema capitalista-patriarcal en el que los hombres nos asesinan, violan, maltratan, menosprecian, acosan, marginan y explotan a las mujeres por el simple hecho de serlo. El feminicidio es la punta de la pirámide de las violencias machistas, la cual no existiría sin una base llena de micromachismos, humor sexista, desigualdad y acoso sexual en el trabajo, entre otras muchas violencias patriarcales.

¿Qué denunciamos? ¿Qué proponemos? Firma el manifiesto